Expte. 5.220/14.

VISTO:

La Ley 2.752, Art. 39 Incisos 52 y 62,

La Ley Provincial 13055,

El Reclamo de vecinos y

CONSIDERANDO QUE:

La disposición final de los Residuos es responsabilidad del Estado Municipal, ya sean éstos Sólidos Urbanos o los reconocidos como “verdes”.

Nuestra ciudad cuenta con un predio específicamente designado para eso, por lo que la disposición por particulares en predios privados está prohibida.

El predio con el que cuenta el municipio se encuentra plagado de irregularidades, y ante la falta de acción de las autoridades municipales sobre el mismo, y por la falta de controles, existen en la ciudad cavas clandestinas donde se depositan residuos de todo tipo sin control alguno, de parte de empresas, particulares, y según dichos de vecinos, del propio municipio.

Sobre lo explicado en el párrafo precedente, el Artículo 36° de la Ley Provincial N° 13055 es claro: “El predio destinado al tratamiento o disposición final de residuos sólidos urbanos, o centro de transferencia, deberá estar situado en el área que cuente con la conformidad de la autoridad municipal o comunal, y la aprobación del estudio de impacto ambiental”, para continuar en el Artículo 37°: “El predio donde se efectúe el tratamiento o disposición final de los residuos sólidos urbanos deberá situarse a más de cuatrocientos metros (400 m) de rutas nacionales o provinciales pavimentadas. La autoridad de aplicación autorizará distancias menores basándose en fundamentos técnicos.”

La existencia de estos espacios de disposición clandestina de residuos representan un enorme riesgo a la salud de las personas, ya que no solo debe tenerse en cuenta la contaminación del suelo y las napas, sino que a partir de las quemas, en principio voluntarias que se realizan para la reducción de los materiales allí volcados, emiten columnas de humo tóxico que llegan a los barrios aledaños y a las rutas cercanas disminuyendo la visibilidad y creando un ambiente propicio para accidentes.

Una de las cavas clandestinas se encuentra emplazada paralela a la Ruta Provincial por la cual miles de camiones ingresan a Cargill S.A.C.E.I., y a unos 2000 metros de la Ruta Provincial S-21; en varias oportunidades tuvieron que asistir dotaciones de Bomberos Voluntarios de la ciudad para sofocar los incendios que allí se provocaban, en los cuales han sufrido distintos accidentes, como lo fuera el día 23 de diciembre de 2013 donde un Bombero sufriera una lesión en el ojo, o más reciente aún, el 24 de mazo de 2014, donde tuvieron que hacerse presentes 3 dotaciones y donde resultase herido con un corte importante en la mano uno de los Bomberos Voluntarios.

           Otra de estas Cavas se encuentra situada por calle Esperanza a unos 100 metros en dirección Este de su intersección con calle Magallanes, donde el día viernes 20 del corriente mes se generó un incendio que desprendía una columna de humo que llegaba a la Ruta de acceso a Cargill con las consecuencias que se mencionaron anteriormente. En este servicio se utilizaron más de 30.000 litros de agua en más de 4 horas de trabajo, y contó con el apoyo de una retroexcavadora y personal municipal.

Por todo ello, el Concejo Deliberante en uso de sus atribuciones aprueba el siguiente:

 

DECRETO Nº 637/2014

ART. 1º)El Concejo Deliberante se dirige al Departamento Ejecutivo Municipal para que a través del área que corresponda inspeccione y clausure las Cavas Clandestinas ubicadas en:

                   Calle Río Paraná, en su vereda norte, a 350 metros en dirección Este desde su intersección con calle América.

                   Calle Esperanza, en su vereda sur, a 120 metros en dirección Este de su intersección con calle Magallanes.

ART. 2º)El Departamento Ejecutivo Municipal elevará las denuncias correspondientes a la Autoridad de Aplicación provincial, dejando constancia de las inspecciones efectuadas en el Artículo 1° del presente Decreto.

ART. 3º)Comuníquese, Publíquese, y Regístrese.

Dado en Sala de Sesiones del Concejo Deliberante, 3 de julio de 2014

Presidente: Jorge Andrés Murabito
Secretaria: Roberto Leiva

print