Elaboración de murales con el lenguaje de señas en escuelas de la ciudad.

Con la aprobación del Decreto Nº 1565/2021, el Concejo Deliberante le solicita al municipio la elaboración de murales con el alfabeto de lengua de señas argentinas (LSA) en el marco de la “Conmemoración del día Internacional de las personas sordas”, celebrado el 19 de septiembre de cada año. La iniciativa fue impulsada por la concejala Cristina Cuevas y busca concientizar a la población y fortalecer los vínculos con personas con discapacidades sensoauditivas.

En el texto de la normativa se menciona la Ley N° 13.258 que en su artículo segundo establece que el estado provincial deberá garantizar a las personas con discapacidades sensoauditivas los derechos a:

  • a) Usar la Lengua de Señas Argentina tanto en esferas de la vida privada como pública;
  • b) Relacionarse y asociarse con otros miembros de su comunidad lingüística;
  • c) Mantener y desarrollar la propia cultura;
  • d) Codificar, estandarizar, preservar, desarrollar y promover su sistema lingüístico sin interferencias de otras lenguas, incluido el castellano.

En ese sentido, se expresa que “las personas sordas conforman una comunidad lingüística minoritaria, y la lengua de señas la adquieren de su familia, la escuela especial y/o maestras integradoras, por lo tanto, esto constituye su modo de aproximación al mundo.” Asimismo, se afirma que “la Lengua de Señas es una lengua viso-gestual, es su lenguaje natural, un puente entre dos mundos que une a sordos y oyentes y crea la comunicación entre ellos” y que “la mayoría de las cosas están hechas para los que pueden oír, con lo cual se les niega a las personas sordas, la posibilidad de informarse y participar activamente de la vida de la comunidad.”

Con esta iniciativa se busca contrarrestar la inaccesibilidad a determinados espacios, a los que las personas sordas están expuestos generándose estigmatizaciones y alejándolos de la órbita jurídica de la igualdad, creyendo o entendiendo que son incapaces de entender o de hacerse entender con el mundo que los rodea.

A su vez, en el texto de la mencionada normativa se expresa que “es necesario que el Estado y la sociedad toda velen, no solo por el acceso a la educación de los no oyentes, sino por todo aquello que hace al desenvolvimiento en su vida cotidiana, haciendo posible su derecho a la información, a la realización de cualquier trámite en dependencias públicas y privadas y en su vida cotidiana, sabiendo que su condición auditiva no será un impedimento para ello. Que para ir suprimiendo barreras comunicacionales, es necesario la puesta en marcha de un trabajo destinado a promover el aprendizaje de un idioma que permitirá inclusión social, por medios naturales, para entablar formas de comunicación.”

print