Reconocimiento al Sr. Oscar Alberto Medina, luchador por una sociedad más justa e igualitaria.

El jueves 14 de octubre el Concejo Deliberante de la ciudad de Villa Gobernador Gálvez votó por unanimidad el reconocimiento a Oscar Medina como militante, trabajador, vecino de nuestra ciudad que ha dado su vida por una sociedad más justa e igualitaria, luchando siempre por la justicia y una mejor calidad de vida de los más vulnerables. La propuesta de Declaración fue iniciativa de la concejala Natalia Martínez del Bloque Encuentro por Santa Fe.

El reconocimiento tiene lugar a propósito de cumplirse 45 años de su desaparición en manos del terrorismo de Estado el próximo 20 de octubre del corriente año. Oscar Medina, oriundo de Santa Elena (Entre Ríos), llega a nuestra ciudad junto a su hermana Yolanda a la edad de 11 años de edad.

En el texto de la Declaración se menciona que “Oscar se ganó la vida trabajando mucho, con ocupaciones que van desde lavacopas en un bar de barrio Saladillo, hasta repartidor de leche, también en la fábrica de bicicleta “Graciela”, del cual fue despedido por haber luchado por el salario de los trabajadores jóvenes.”

Asimismo, se detallan sus comienzos en la militancia social y política “viviendo en Villa Gobernador Gálvez se destaca su militancia social, primero en la Juventud de Acción Católica, desde allí, llevando a cabo tareas de acopio y distribución de ropa, alimentos, diferentes donaciones para los más necesitados y tarea necesarias de asistencia durante los momentos de inundación, más adelante militó en las filas del partido Partido Demócrata Progresista, hasta su primera detención en el año 1974 para luego militar en el Partido Revolucionario de los Trabajadores, desde su libertad en mayo del 75 hasta su desaparición física, a manos de la dictadura militar complotada con los poderes económicos.“

Su militancia política se destacó siempre por su compromiso con los otros y una defensa incansable por la defensa de los derechos obtenidos y la conquista de nuevo. Así, participó en la construcción de una guardería ubicada para niños de las mujeres trabajadoras de los frigoríficos de la zona; fue electo delegado gremial de Talleres Filippini donde inició su actividad en reclamo de mejores condiciones salariales y de seguridad laboral, en su tarea laboral perdería dos falanges culpa a esas condiciones paupérrimas de labor; el 21 de julio de 1974 fue cesanteado y sus compañeros inician un paro para exigir su reincorporación a la Fábrica Filippini.

Luego de su desaparición, el 20 de octubre del año 1976, su familia, amigos y compañeros de militancia comienza su búsqueda bajo la bandera “por la memoria, por la verdad y la justicia” a pesar de haber sufrido en reiteradas oportunidades el intento de silenciamiento.

En julio del 2021 finalizó el juicio sobre causa Klotzman que investiga, por primera vez, los crímenes cometidos en la Quinta de Fisherton. Se juzgaron 27 homicidios, privaciones ilegítimas de la libertad, tormentos y asociación ilícita.

print