VISTO:

 Que en el marco de la semana pasada numerosos negocios de nuestra Ciudad, la de Rosario y otras varias  localidades de  nuestro país fueron bárbaramente saqueados   por  distintos sectores de la población dirigidos por agitadores que se ha comprobado, programaron y dirigieron los  asaltos a los comercios, y
 CONSIDERANDO:
 Que luego de los desastres ocurridos a los que se les puso orden  y freno al participar, a partir del segundo día  de los  hechos  vandálicos,  Gendarmería  Nacional,   Policía Federal  y  la  Policía Provincial, se  hace  imperiosa  y necesaria la intervención de las autoridades  municipales, provinciales  y  nacionales para que cada  una,  desde  su órbita de acción dispongan de las medidas necesarias  para que  todos los comercios afectados puedan  recomenzar  sus actividades a la mayor brevedad, a los fines de que no  se produzcan  un total desabastecimiento de productos  de  la canasta familiar en nuestra Ciudad, promoviendo para  ello el  otorgamiento de créditos bancarios, en cantidad  suficiente  y de bajos intereses y de largo plazo de  cancelación,  para que los damnificados puedan  aprovisionarse  d mercaderías, como así también de los muebles y útiles  que le fueron robados o destruídos.
 Que logrado ello y a los fines de evitar la repetición  de tan lamentables episodios, el Gobierno provincial,  deberá montar  operativos de carácter permanente para que de  esa forma  retorne  la tranquilidad pérdida  y  todos  podamos retornar a una normalidad que nunca debimos ver truncada.
 Que la convivencia armónica se producirá cuando los trabajadores  desocupados,  siendo necesario para ello  que  el actual gobierno reactive de inmediato la producción industrial  que  es la generadora de fuentes de  trabajo  y  de divisas  que están faltando en el país y, a posteriori  de ello deberá llegar la acción del nuevo Gobierno  Justicialista  que,  de la mano del nuevo  Presidente  electo  Dr. Carlos  Menem,  deberá producir una  acción  sostenida  de productividad  y de cambio de los actuales programas,  que hagan  revertir  el estado caótico actual de  la  economía nacional. 
 Por todo ello el Concejo Deliberante en uso de sus atribuciones sanciona la siguiente:
 

 

 

ORDENANZA Nº 521/89

 

 

 

ART.1º) El Concejo Deliberante se dirige al Departamento Ejecutivo Municipal a los fines de solicitarle, que luego de  los vandálicos  sucesos que se sucedieron en  nuestra  Ciudad, mediante el saqueo a numerosos comercios, que dejaron como saldo la ruina casi total de sus propietarios, proceda a:

a) efectuar con personal de inspección y de administración, a  la mayor  brevedad un censo de comerciantes afectados  en  el que  conste nombre y apellido, domicilio, ramo de  actividad, daños sufridos en instalaciones, pérdidas de  muebles y útiles, como así también un estimado del monto de mercaderías perdidas o robadas a sus dueños.

       Cada comerciante, como medio probatorio de las mercaderías que  le fueron sustraídas deberá aportar fotocopia de  las facturas de compra. en caso de no poseerlas las solicitará a sus proveedores.

       Se  deberá  solicitar a cada damnificado fotocopia  de  la denuncia policial, para constancia oficial de lo que le ha ocurrido.

       b) Disponer que desde la fecha y hasta fines de este  año, no  se  cobre  a los afectados el Derecho  de  Registro  e Inspección, las Tasas por servicios y toda otra que debiera  obrar  con motivo de su intento de  recomposición,  la exención comenzará a partir del devengado mayo/89.

ART.2º) Comuníquese, Publíquese, Regístrese.

 

 

 

Dado en Sala del Concejo Deliberante, 8 de junio de 1.989.

 

 

 

Presidente: Nicolas Oliva

Secretaria: Victor Mautone

 

 

 

 

print