Expte. Nº 5.748/16.

VISTO:

La Ordenanza Nº 1947/10.

El Decreto Nacional Nº 1584/10 Feriados Nacionales

La Ley Orgánica de Municipalidades Nº 2756, y

CONSIDERANDO:

Que el 1º de mayo se conmemora en todo el mundo el Día Internacional del Trabajador en homenaje a los llamados mártires de Chicago, grupo de sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en 1886.

Que el reclamo de los trabajadores era claro: un pedido de reducción de la jornada laboral a 8 horas, cuando lo “normal” era trabajar entre 12 y 16 horas. La protesta, llevada a cabo inicialmente por 80.000 trabajadores, pronto se trasformó en una poderosa huelga nacional que afecto a numerosas fábricas de los Estados Unidos. La fuerza demostrada por los obreros en su reclamo marcó un antes y después en la historia de todos los trabajadores, instaurándose aquella fecha como el “Día de Trabajador”

Que en 1889, la Conferencia Internacional de Trabajadores, reunida en Paris, acordó fijar e 1º de mayo de cada año como el día de los trabajadores, una jornada que deberá ser de lucha y recuerdo de sus compañeros, de aquellos “mártires de Chicago”

Que en Argentina el primer acto del Día del Trabajador se realizó en 1890, en el Prado Español de Buenos Aires, y contó con la participación de numerosos movimientos obreros, integrados en su mayoría por inmigrantes alemanes, italianos, españoles y portugueses.

Que para los socialistas el 1º de Mayo tenía el carácter de una jornada festiva, esta caracterización fue explicitada en el manifiesto del 1º de mayo de 1890: “¡Trabajadores! Compañeras, compañeros: ¡Salud! ¡Viva el primero de mayo: día de fiesta obrera universal!”

Que durante las presidencias radicales, entre 1916 y 1928 se sanciono legislación que tendía al mejoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores. Era la primera vez que el gobierno intervenía poniendo algún límite a la patronal. Se sancionaron las leyes de descanso dominical; de regulación del trabajo a domicilio de las mujeres, de conciliación y arbitraje en los conflictos obreros, entre otras. Durante su segundo mandato, Hipólito Irigoyen, instituyo por Decreto del 28 de abril de 1930, el 1º de mayo como “(…) día de fiesta en todo el territorio de la República (…)”

Que a partir de la primera presidencia de Juan Domingo Perón (1946-1952), la conmemoración del Día del Trabajador alcanzaría una notable importancia, organizándose celebraciones multitudinarias en todo el país.

Que es de gran importancia para nuestra ciudad recordar y festejar este día como significado de una lucha ganada de estos trabajadores, y poder día a día reivindicar y dignificar la figura de los mismos con políticas que beneficien directamente al sector obrero y no a los grupos de mayor posición económica.

Que resulta imperioso y urgente a nivel nacional realizar la figura del trabajador brindándole todos los beneficios y derechos que le corresponden naturalmente por su condición, abalando cualquier medida que pudiera aumentar y mejorar las condiciones u ofertas laborales que hoy en día disminuyeron notoriamente y que recae directamente en la economía del hogar y en el bolsillo de trabajador y conlleva a un desequilibrio en la economía nacional.

Por todo ello, el Concejo Deliberante en uso de sus atribuciones aprueba la siguiente:

                                                                                                          

DECLARACION Nº 359/2016

ART. 1°)  Declárese de Interés Municipal la conmemoración del 130º Aniversario del 1º de mayo “Día Internacional del Trabajador” con la manifiesta intención de que se protejan las fuentes laborales y los derechos inherentes a las mismas.

ART. 2°) Comuníquese, Publíquese, y Regístrese.

Dado en Sala de Sesiones del Concejo Deliberante, 28 de abril de 2016.

print